Descanso

PLANNING BEAUTIFUL: EL DESCANSO
Cuantas gracias amada, por compartir estas líneas. Mi deseo ante nuestro buen padre es que de alguna forma te sean de bendición y acompañamiento en tu caminar.
 
Si te soy sincera, te escribe una pastora agotada por las mejores razones del mundo (mi campeón: my beautiful Anthony ☺), mi hogar, las responsabilidades ministeriales y otras. Tan agradecida con nuestro creador por TODO, pero honestamente, como mujeres, ayudas idóneas, madres, amigas, hermanas, hijas y muchos otros sombreros más, a menudo llega el cansancio y/o agotamiento.
 
En otras palabras hoy consideraremos el "descanso".
 
Aunque mandato de Dios, muchas veces el descanso viene siendo verdad bíblica no priorizada por el diario vivir y los quehaceres.  Así que este mes unos “tips” para facilitarte este gran alivio espiritual y descanso físico que muchas veces toma último lugar para nosotras.

1. Toma nota de que haces en tu designado día de descanso.
En “preparación” para tu día de descanso, en el cual vas a glorificar a Dios AL DESCANSAR.  Porque sí conlleva una “preparación” para que en realidad suceda. Anota en una hoja, todo lo ocuparía tu día de descanso, QUE NO ES DESCANSO, y a propósito asígnale otro día y tiempo durante la semana. Pregúntate a ti misma, ¿qué funciones/trabajos puedo inyectar en otro día/horario para obedientemente mantener el día de descanso como Dios me manda?

2. Investiga y aprende a crear paz dentro de tu hogar.
Para muchas de nosotras esto conllevará asegurar que nuestra casa esté lo mas limpia posible, de acuerdo a la temporada de vida que estés viviendo (hijos recién nacidos, trabajo fuera del hogar, etc).  Llevando esta función acabo en otro día asegurará menos interrupciones el día de descanso.  También planificando y preparando suficiente comida de antemano para que el alimentar a nuestra familia ese día no sea un proyecto que demande tiempo de nuestro descanso.

3. Organiza y Prepara.  
Hacer una lista de lo que necesitamos llevar acabo antes de que el día de descanso llegue y organiza tu agenda semanal alrededor de esta lista.

4. Entiende que algunas cosas son inevitables.
Cambiar pañales, desinfectar counters en la cocina y darle de comer a bebes, solo para nombrar algunas cosas, son necesarias e imposibles de hacer de antemano. Enfócate en las cosas que sí puedes hacer y respira profundo con las que no.

5. No te vuelvas loca si las cosas no están “perfectamente a tu agrado”
Si tu semana ha sido dura, si alguien esta enfermo/a en casa, por ejemplo: deja algunas cosas ir. Si el baño no está perfectamente limpio no permitas que cambie el enfoque del día; "Descansa en ÉL".

Como siempre, Amada, en este momento te digo de todo corazón, te amo, creo en lo que Dios hará en tu vida, creo fielmente que la mano de Dios está en tu hogar ahora mismo y sobre ti en este momento.

Siempre ten por seguro que esta servidora está aquí para ti en todo lo que pueda servirte.
Gracias por todo lo que haces para El Reino del Señor, iiDios te bendiga!!

Artículo escrito por Rev. Cynthia Castro (Pastora Principal ILM)

Related Posts

No Comments